0

Los préstamos personales están pensados para que los usuarios tengan una mejor forma de afrontar sus compras, deudas o gastos de emergencia. Pero por supuesto, los préstamos generalmente tienen un monto de interés el cual cubrir, que se le suma a la cantidad de dinero que deseas prestar, lo que lo hace todo un proceso, que ya te explicaremos a continuación, para que puedas calcular los intereses antes de adquirir un préstamo. 

¿Qué son los préstamos con intereses?

Los préstamos con intereses, son cantidades de dinero otorgadas con un valor adicional que les da el régimen financiero establecido previamente por la entidad bancaria de tu preferencia.

La entidad financiera pone a disposición del cliente el dinero adquirido a través del contrato con el banco, que previamente haya sido aprobado con tu microcrédito y quedar pagando a plazos y cuotas adecuadas a tu situación financiera.

Características principales

Dentro de sus características, podemos destacar lo siguiente:

1. Al obtener un préstamo con interés, adquieres la obligación de regresar el dinero.

2. Los intereses son el pago que se le hace a la entidad prestamista por disponer del dinero otorgado.

3. Tienen tabla de amortización que permite el monitoreo del progreso de tu pago.

¿Cómo calcular el interés de un préstamo?

Antes de adquirir cualquier tipo de préstamo a plazos, la mayoría de las personas se enfocan en saber cuánto dinero van a pagar adicional en intereses, pero lo que no todos conocen, es que hay diferentes tipos de intereses, y debes averiguar cuál es el que viene con tu solicitud de préstamo online.

Por un lado, tenemos los intereses que se suman al pago inicial, y luego está la siguiente opción, que deja el pago por el préstamo rápido para sumarlo al final del crédito, lo que sin duda se refleja en las altas tasas de pago en el precio inicial.

Para poder calcular y entender mejor de qué va todo esto, hay fórmulas matemáticas para cada uno de los tipos de intereses, que se encargan de descifrar lo que serán tus posibles cuotas, tasas y pagos finales.

Tipos de intereses en un préstamo

Como ya lo hemos mencionado, hay al menos dos tipos de referencias en cuanto a los intereses de un préstamo, que permiten la obtención de un beneficio económico, por parte de la entidad financiera, y a continuación te explicaremos de qué se encarga cada una de ellas:

Interés simple

En este tipo de interés, no se suma el monto del cobro por el crédito en el capital inicial, sino que al final de este, lo que hace que tus cuotas cambien luego de haber adquirido tu crédito o préstamo.

Interés compuesto

En este tipo de interés se hace la suma directamente al capital luego de finalizar tu préstamo, lo que ocasiona que necesites un monto más grande al inicio de la inversión.

No obstante, aunque es probable que debas relacionarte con alguno de estos dos tipos de intereses, lo más recomendable es que puedas interactuar con tu banco o entidad financiera de confianza y así poder hablar acerca del tipo de interés por el cual estás interesado en optar.

Sin intereses

Hay alternativas con ciertas companías, que ofrecen préstamos sin intereses. Puedes revisar si eres apto para aplicar a una de estas ofertas.

Pasos para calcular el interés simple de un préstamo

Cuando se elige un tipo de interés simple, las cantidades por intereses que debes cancelar mensualmente junto al de tu capital, son siempre los mismos durante todo el período de tiempo que dure el pago de tu préstamo inmediato.

Y para calcular esta tasa de interés fija en el tiempo, solo vas a necesitar ayuda de los números de tu préstamo junto a esta fórmula: (Capital inicial x tasa de interés x tiempo) = lo que te dará como resultado la cantidad total de los intereses a pagar.

Pasos para calcular el interés compuesto de un préstamo

En el caso del interés compuesto, el total de los intereses a pagar es sumado al actual monto del capital pendiente por cancelación, lo que permite que los intereses estén en constante cambio, en relación con la progresión de tu pago, lo que suele significar que los intereses generan nuevos intereses.

Al inicio parece quizás un poco complejo de procesar, pero sin dudarlo, con ayuda de la fórmula para calcular el interés, de seguro se hace un poco más sencilla la comprensión del funcionamiento de este tipo de régimen de interés.

La fórmula del interés compuesto o técnica de amortización francesa, como también es conocida, asegura que si tramitas un préstamo hipotecario de 75.000 € a pagar en 25 años a una tasa de interés fija del 2%, tu cuota mensual será de 317.89 € (3.814,68 € al año). 

¿Conviene solicitar un préstamo sin calcular el tipo de interés?

No, por lo general, es adecuado que siempre tengas al menos un cálculo previo o idea cercana, que te permita saber cuál será el monto estimado superior al del capital que te van a prestar en el banco.

Con una idea general de lo que harás, será mucho más fácil tomar la decisión de adquirir un préstamo en el acto, sabiendo con certeza a lo que te vas a enfrentar económicamente por un periodo de tiempo determinado, que será el equivalente a tus plazos de pago de la deuda adquirida.

Calcula tu interés usando un simulador de préstamo

La mayoría de entidades financieras y sitios web de bancos, tienen a tu alcance un simulador de préstamo, que te permite calcular cuáles serán tus cantidades a pagar, antes, durante y después de otorgar el préstamo que hayas solicitado. 

Con la herramienta de simulador de interés, te vas a ahorrar tiempo en cálculos manuales, y además vas a poder contar con un estimado mucho más adecuado, o que al menos pueda incluir hasta las comisiones por venta que apliquen.

Diferencias de un préstamo con interés simple e interés compuesto 

Las diferencias entre estos dos tipos de interés, se ven realmente claras para algunos clientes que ya han estado observando detalladamente las opciones para saber cuál es más conveniente para sus necesidades económicas.

Dentro de las diferencias destacan que el interés simple no cambia ni genera un aumento al capital inicial, mientras que el interés compuesto si va generando intereses de los intereses ya existentes, a medida que va avanzando el pago.

El TIN y la TAE dos indicadores que debes conocer

Cuando se trata de pedir un préstamo, no solo importan términos como la tasa de interés y sus tipos, también tenemos el Tipo de Interés Nominal (TIN), el cual es el que se entiende en la mayoría de los créditos bancarios.

Y también está la Tasa Anual Equivalente (TAE), que en lo que a precisión de cuentas se refiere, es mucho más completa y por ende recomendada para poder calcular los beneficios económicos de un préstamo.

Preguntas frecuentes

Si es importante hacer el cálculo de los intereses para un préstamo, aún más importante es tener toda la información necesaria, para tener las menores dudas posibles sobre tu proceso de solicitud de préstamo, por eso atento a las preguntas más frecuentes que se hacen los usuarios.

¿Puedo solicitar un préstamo si no tengo claro cuál será el monto total a pagar?

Si puedes hacerlo, sin embargo, lo recomendable es que estés lo más seguro y claro posible respecto a ello.

¿Puedo pedir un préstamo sin importar la tasa de interés fija?

Debe ser una tasa de interés que te beneficie, no hay ningún problema con hacerlo para beneficiar tus cuotas totales.

5/5 - (Numero de votos: 1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.