0

El TIN son las tasas de interés, mientras que la TAE es la tasa anual equivalente. Pero te invitamos a seguir leyendo para que entiendas más al respecto. 

¿Cuál es la definición de TIN? 

El TIN, o Tipo de Interés Nominal, es un porcentaje fijo de interés que se le paga al banco o a la entidad de crédito por el dinero urgente que presta. 

Es decir, este tipo de interés nominal es un porcentaje fijo que se aplicará sobre el dinero rápido que te haya prestado el banco o alguna entidad de microcrédito online. Es un beneficio que se obtiene por el préstamo inmediato y se estipula de forma semestral, trimestral, semanal o diario. 

En el TIN no se agregan todos los gastos y comisiones relacionados con el préstamo online o físico. A continuación te explicamos más detalles. 

¿Cómo influye el TIN en un crédito? 

Cualquier entidad bancaria o de préstamo personal tiene un tipo de interés fijo y un indicador informativo que forma parte de cualquier préstamo a plazos que otorgue, y a este se le llama TIN.

El Banco Central Europeo es quien ha regulado está norma oficial. Y este es el coste que tiene el crédito que solicita una persona. Aunque la TAE (otro tipo de interés) tiene mayor importancia que el TIN. 

Por ejemplo, supongamos que tienes un TIN de 1% mensual, el equivalente al 12% nominal anual. Con este mismo TIN el pago de los intereses variará si son de forma anual o mensual. 

Así que si con estas condiciones solicitas un préstamo rápido de 1000 € y llegas a un acuerdo con la entidad para pagarlo con un 25% de TIN anual, significa que pagarás 1250€ dentro de un año: 1000€ del préstamo más 250€ en intereses. Pero si solicitas devolverlo de forma mensual, tendrás que pagar 1020, 83€, que serían los 1000 € del préstamo y 20,83€ que corresponden a un único mes. 

Depende del tiempo en que necesites devolver tu préstamo, el TIN repercutirá de una forma u otra en el cálculo de intereses de tu préstamo. Existen alternativas como los préstamos sin intereses que valen la pena considerar para menorar gastos.

Fijación del tipo de interés nominal 

Para saber la fijación del tipo de interés nominal, el banco o la entidad financiera deben tomar en cuenta estos 3 factores que te mostramos a continuación: 

  • La inflación: con el fin de asegurarse que el dinero no pierda su valor, el banco se fijará en una posible inflación futura (IPC). 
  • Riesgo de devolución: también estudian las posibilidades de devolución y el riesgo de que el dinero no sea devuelto a la entidad financiera. 
  • Regulación vigente: tienen presente el interés real y otros aspectos legislativos. 

También es importante aclarar que el tipo de Interés Nominal (TIN) no se calcula a sí mismo. Es decir, esto solo te ayudará a conocer el porcentaje que se le añadirá al dinero que te presten. Así que no obtendrás la información completa de cuánto será el total a pagar al final del préstamo en el acto, pues debes tener en cuenta también el TAE y otros datos a fin de conocer el coste final.

Si quieres mejorar tus finanzas, te recomendamos nuestro blog sobre trucos y consejos para ahorrar dinero.

Diferencias entre TIN y TAE 

Muy bien, ahora que entiendes lo que es el TIN, te hablaremos un poco de las diferencias entre este interés y la TAE.

El TIN, como explicamos anteriormente, es solo un indicador informativo, pero no te permitirá saber el precio total de tu préstamo. La cifra a la que debes prestarle atención es a la del TAE, ya que está te indicará si te están otorgando un préstamo en buenas condiciones. 

La Tasa Anual Equivalente (TAE) es la cantidad exacta que pagarás por un préstamo en una entidad financiera. Al igual que el TIN, es un porcentaje que se calcula sobre el total y finalmente será la cantidad que deberás reembolsar al banco por el préstamo. 

Te recalcamos que la TAE es más alta que el TIN, por lo tanto debes estar atento a esto. Lo decimos porque muchas campañas publicitarias ofrecen el TIN como ‘interés’  agregado al préstamo. Recuerda que el interés real que debes tener en cuenta es la TAE. 

Al momento de realizar el contrato, puede haber costes realizados al pago de notario u otros pagos a terceros, estos no se incluyen como parte de la TAE. 

Otro ejemplo para entender esto es el siguiente: si solicitas un préstamo de 25.000€ para devolver en un plazo de 12 meses en el que la entidad o el banco te cobrará un 4% de comisiones por apertura, el TIN quedaría al 0% y la TAE a 6%. Aunque tendrías que pagar costos de apertura, este sería un préstamo con intereses bajos y buenos beneficios ya que la TAE es baja. 

Así que es necesario que conozcas todos los conceptos y gastos adicionales antes de contratar un producto financiero. 

Cálculo del tipo de interés nominal 

El interés nominal se calcula a partir de la Tasa Anual Equivalente, por eso es que siempre el TIN es más bajo que el TAE. 

Como el TIN es un indicador nominal, puedes saber de cuanto es su valor en base al interés que tiene un producto de forma anual, mensual, semanal o diario. 

Pongamos un ejemplo de las operaciones que debes seguir para calcular el valor del TIN.  

Usaremos de ejemplo una hipoteca, obtendrás el TIN por la suma del Euribor y el diferencial aplicado por el banco. 

El Euribor es un índice que indica el tipo de interés aplicado entre los bancos o entidades financieras de Europa. En otras palabras, es el porcentaje que paga como tasa un banco al momento de prestar dinero. 

En este caso, el Euribor marca los intereses que deben aplicarse a este tipo de crédito y el diferencial son los intereses marcados por el banco. 

Si es un crédito al consumo, en lugar de usar el Euribor, el banco puede utilizar el Índice de Precios al Consumo para fijar una futura inflación y que esta repercuta en el TIN. 

También puedes utilizar un simulador de préstamos online para obtener el TIN a través de la TAE. Si comparas entre las diferentes ofertas, te darás cuenta de que la cuantía del indicador es mixta. 

¿Por qué es importante saber la diferencia entre TIN y TAE? 

Al momento de solicitar un préstamo ambas cosas son relevantes, tanto la TIN como la TAE y debes ser capaz de saber interpretar ambas cifras. 

La diferencia más resaltante es que la TAE incluye también los gastos resultantes de toda gestión financiera, como gastos en comisiones, amortización o cancelación. 

El TIN te ayuda a informarte sobre la cantidad que debes devolver, y la TAE sobre el importe que vas a pagar por el contrato de un préstamo. Así que ambas cosas son importantes que las tengas presente. 

Por último, te recordamos que es necesario que antes de pedir un préstamo o producto financiero, tengas claro qué otros gastos se pueden incluir en esta gestión. Por ejemplo, si debes pagar una comisión por apertura y otros tipos de intereses de los que no estás informado. Además tomar en cuenta los intereses de demora y saber lo qué pasa si no pagas un préstamo personal.

Estos importes adicionales van a depender de las diferentes entidades financieras a las que acudas. Por lo tanto, debes analizar bien cada una de ellas y asegurarte de entender todos los términos y condiciones antes de firmar el contrato por el producto financiero. 

Esperamos que toda la información que dejamos aquí haya sido fácil de entender y sea útil para ti.  

Preguntas frecuentes

¿Para qué sirve la TAE en un préstamo personal?

En un préstamo personal, la Tasa Anual Equivalente (TAE) es un indicador del porcentaje anual que se utiliza para saber el coste del préstamo en un plazo concreto. 

¿En qué préstamos es más alto el TIN y la TAE?

Es importante que sepas que en un préstamo personal el TIN y la TAE suelen ser más altos que en los préstamos hipotecarios.

¿Es buena idea usar un simulador web para calcular la TAE? 

Si, además de ser fácil de usar. Solo debes entrar a una entidad online de créditos y usar su simulador para indicar el importe y plazo de devolución y obtendrás los resultados de lo que te costará el préstamo.

5/5 - (Numero de votos: 2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.