0

Tener claro todo lo relacionado con la TAE (Tasa Anual Equivalente) te será de mucha utilidad al solicitar un préstamo online. Esa información te ayudará a identificar cuál es la mejor oferta prestamista, de acuerdo a tus circunstancias y preferencias. Por suerte, lo que necesitas saber está justo aquí.

¿En qué consiste la TAE?

La TAE consiste en la fórmula matemática encargada de calcular la rentabilidad o costo de algún producto financiero. Este índice es derivado de alguna fórmula matemática de tipo financiera, donde van incluidas distintas variables. Un ejemplo de esto es el TIN,  o Tipo del Interés Nominal, y las comisiones.

De igual forma, el plazo para la operación y los gastos forman parte de ella. Es importante resaltar que la TAE conforma una clase de interés que podrás encontrar en los productos financieros. Algunos de estos productos son créditos hipotecarios, plazos fijos y préstamos personales.

Todos esos productos financieros son algunos de los que te ofrecen las entidades prestamistas. Por otro lado, a partir del año 1990, esta clase de índice tiene que incluirse de manera obligatoria. Esto va en conformidad y de acuerdo a la norma de 8/1990, instituida gracias al Banco de España.

Por lo tanto, tiene que emplearse de manera transparente, porque es de importancia para determinar intereses anuales. También se debe usar para poder especificar cuáles son los costos de los productos que se van a contratar.

Utilidad de la TAE 

Este tipo particular de interés tiene una gran utilidad, ya que permite realizar una comparación de diferentes productos financieros y prestamistas particulares. La TAE los lleva hacia un solo escenario temporal, considerando por completo las condiciones que existen. Esto incluye tanto la rentabilidad como el coste.

De esa manera, se te hará más fácil comparar qué tan rentables serían 2 depósitos con diferentes plazos. Esto es debido a que es posible conocer qué rendimiento experimentarán uno a uno, al compararlos y deducir posibles costos.

Además, empleando la TAE es posible realizar comparaciones entre préstamos en España con diferentes comisiones y períodos. Al conocer esta tasa, serás capaz de comprender qué tan ventajoso es escoger plazos largos o cortos. Es decir, determinarás cuál de las opciones será mejor para reembolsar lo prestado.

Igualmente, te servirá al hacer comparaciones entre préstamos rápidos online, para escoger la entidad que sea más rentable. Debido a eso, es importante que conozcas bien la TAE asociada a un préstamo. Debes saberla sin importar que solicites microcréditos online o préstamos a plazos.

Limitaciones de la Tasa Anual Equivalente 

Es imprescindible que sepas que este tipo de tasa no considera de forma completa los gastos implicados. Por eso, has de revisar con cuidado tanto las condiciones como los términos del financiamiento que contratarás. Por ejemplo, con préstamos personales del banco hallarás estos gastos:

  • Comisión por la cancelación o la amortización anticipada: Este es el porcentaje aplicado al pagar anticipadamente el préstamo.
  • Gastos de la apertura: Estos se pagan al hacerse oficial que el préstamo ha sido concedido.
  • Comisiones por estudio: Estas las cobra la institución financiera por analizar o estudiar el préstamo. Por lo regular, estas comisiones se incluyen dentro de los gastos hechos por la apertura.
  • Otros tipos de comisiones bancarias: Existe la posibilidad de que una entidad financiera posea otras comisiones, que estén relacionadas con sus productos de finanzas.

Recuerda que de igual forma debes cuidarte del punto de la partida, donde pudieran recapitalizarse beneficios con el mismo interés. Un ejemplo se presenta cuando el mercado fluctúa, pues la tasa de intereses podría cambiar considerablemente.

Como resultado de esto, su rentabilidad final podría fluctuar ampliamente. Eso se generaría motivado por el efecto de la clase de inversión en esos intereses.

Tasa representativa y personal

En contraste a la Tasa del Interés Nominal (TIN), esto es lo que abarca el concepto de la TAE:

  • TAE personal: Esta es concedida de manera real en algún financiamiento y puede igualar a la TAE representativa, o ser aún más elevada. Este asunto va a depender de qué elegibilidad tengas y, generalmente, los prestamistas decidirán la tasa que te ofrecerán.
  • TAE representativa: Se limita a cierto porcentaje, mínimo 51%, de los individuos que son aceptados para recibir un préstamo. Eso implica que el 49% de las personas, admitidas para estos acuerdos, no se escogen para tener la anunciada tasa y pagan mucho más.

De todas maneras, conoce la TAE que está asociada al préstamo, junto con los otras clases de intereses. Así, vas a lograr tomar una buena decisión que te beneficiará un largo plazo.

Cómo aplicar la correspondiente Tasa Anual Equivalente 

La correspondiente Tasa Anual Equivalente tiene una aplicación que resulta bastante sencilla. En primera instancia, los bancos deben calcular la clase de interés TIN y los conceptos relacionados al crédito. Al hacer esto, ya estarán en la capacidad de poder proporcionar el TAE dado en porcentaje.

Hay una forma de usar ese índice de manera correcta y poder saber completamente el coste del producto financiero. Para eso, se tendría que aplicar ese porcentaje al debido importe total del crédito. 

Eso dará como resultado la cantidad completa que se le sumará al importe que se pidió. De ese modo, es posible que conozcas cuál será el total del monto que has de devolver.

Ejemplo de uso

El siguiente es un ejemplo de cómo puede ser usada la Tasa Anual Equivalente, o cómo se puede aplicar: Si has pedido un préstamo al banco de unos 100.000€, con TAE de 1,5% sería:

  • 1,5% de los 100.000€ = 1.500€ 
  • 100.000€ + 1.500€ = 101.500€

En tal caso, la cantidad que tendrás que reembolsar es 101.500€. Tal como se demostró, aplicar la TAE correspondiente a cualquier préstamo es muy fácil. Sin embargo, siempre se debe consultar a  la entidad financiera sobre qué conceptos están considerando para los cálculos. 

Solicita las explicaciones necesarias si tienes algunas dudas o algo no ha quedado claro. Debes tener en cuenta que esta tasa, aunque es una fórmula de matemática, se compone de otros intereses. Estos se establecen según cada institución prestamista, por eso es importante preguntar al respecto. 

¿Cómo determinar cuándo se ofrece una ventajosa TAE?

Cuando se trata de préstamos, si solicitas más dinero, la Tasa Anual Equivalente (TAE) va a ser mucho más reducida. Pero, en lo que se refiere a las tarjetas con crédito, allí las tasas por lo general tienden a fluctuar. Lo hacen entre 5% y más del 30%.

Cabe señalar que estas tasas se fundamentan en las tarifas para hacer compras en línea o en las tiendas físicas. Si haces otro tipo de transacción, como préstamos en el acto o retiras dinero, las tasas pueden elevarse. 

En términos generales, las tarjetas con crédito se usan para compras de 0% o transferencias. Poseen ese porcentaje al año mientras el plazo de la promoción dura, que puede estar entre 3 meses y 40 meses. Al apegarte a sus términos, cumpliendo a tiempo con los pagos totales, podrás mantener la oferta. 

De no hacerlo así, puedes perder la tarifa promocional aun antes de que esta llegue a finalizar. Con la tarjeta de crédito, debes considerar que esa tasa pudiera variar según la entidad financiera y las condiciones. Por ello, es preferible comparar préstamos inmediatos y escoger la opción adecuada.

Importancia de conocer el significado de TAE

El conocimiento que tengas respecto a la TAE puede traerte una gran cantidad de beneficios, no solamente en sentido económico. Se trata de un concepto importante al solicitar un préstamo a plazos. Pues, si sabes la clase de interés que vas a pagar, podrás calcular esos intereses del crédito.

Teniendo ese conocimiento como base, vas a poder comparar y tener la capacidad de ahorrarte algunos euros. Aparte del ahorro, conocer el significado de TAE te dará confianza y tranquilidad. No tendrás que ir a cualquier oficina a informarte sobre el tema, porque ya tienes conocimiento sobre este. 

Eso puede ayudarte mucho en el caso de que surja algún engaño o estafa. Ya que estarás en capacidad de identificar esas cosas fácilmente, por tu preparación. Sin duda, queda claro que es muy importante conocer los matices implicados en el significado de TAE. 

Eso va a incidir en que hagas una buena elección, en cuanto al tipo de crédito que solicitarás. Te permitirá elegir entre la contratación de distintos productos financieros, para que te beneficies del indicado. 

Preguntas frecuentes

Para finalizar, aquí están resueltas las dudas más comunes referentes a la TAE. Quizás una de tus preguntas restantes se responda abajo.

¿Qué incluye la TAE? 

Sintetiza en solo una cifra los intereses, los gastos, las comisiones y la duración. También puede incluir el costo de los productos que hay que contratar obligatoriamente a fin de recibir el crédito.

¿Es preferible una TAE alta o una TAE baja? 

En situaciones normales, en las que los bancos calculan uniformemente la TAE, una más alta elevaría el precio total a pagar. Por eso, generalmente es mejor que sea baja; aunque igual se aconseja considerar todas las tasas implicadas.

¿En qué se diferencia el TIN de la TAE?

El TIN consiste en el precio cobrado por la entidad por prestar dinero o depositarlo. Mientras que la TAE abarca el TIN, junto con las comisiones y gastos asociados a todos los productos financieros.

5/5 - (Numero de votos: 2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.