0

Actualmente hay múltiples maneras de hacer crecer un negocio o emprendimiento de la escala que sea, y una de estas son los préstamos participativos. Es cierto que, cuando entramos a la web hay cientos de ofertas para créditos, pero estas no siempre son las más convenientes para estas situaciones.

Sin embargo, si queremos impulsar nuestro proyecto pero al mismo tiempo deseamos condiciones que sean de nuestra conveniencia al momento de pagar, sin duda, esto es lo que necesitamos. Ahora bien, ¿Qué es? ¿Cómo se solicita? Y más importante aún ¿Cómo se lleva a cabo? En este artículo te lo contamos. 

¿De qué se trata un préstamo participativo?

Esta nueva modalidad de obtener financiamiento es completamente distinta a las que conocemos, como por ejemplo préstamo rápido sin papeles o microcréditos online. Es un concepto totalmente distinto, mucho más favorable que eso, ya que por lo general está pensado para impulsar esos emprendimientos o potenciar aún más los negocios.

Se puede resumir a que es una especie de convenio en la que salen beneficiados tanto la entidad o persona que da el dinero, como quien lo recibe. Hasta este punto podemos comprender rápidamente que es sencillo, pero no acaba aquí, pues decimos que ambos ganan ya que el prestamista recibe bonificaciones dependiendo del flujo de ganancias que tenga esto. Es decir, mientras más invierten, más ganan. 

Objetivo de este tipo de préstamos

Si estudiamos detalladamente todo lo que implica esto es fácil llegar a la conclusión  de que el objetivo que estas entidades prestamistas se trazan va mucho más allá de invertir, ya que estos quieren ayudar. Si, ayudar a que cada día a que más personas sigan creando proyectos y el factor económico no sea un impedimento.

De hecho,  también se enfoca en que dichas ideas de negocios crezcan, se establezcan y sean completamente estables y funcionales. De manera que se beneficie el estado de los servicios que este brinde y acto seguido, la economía siga mejorando. 

Por otra parte, no solo se puede pedir en entidades privadas sino que como es un movimiento decretado por la ley los establecimientos públicos también pueden otorgarlos sin problema alguno. De esta manera, en conjunto estaremos haciendo inversiones que nos darán buenos ingresos monetarios a largo plazo, y además, el proyecto puede ser a cualquier escala. 

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de los préstamos participativos?

Es cierto que antes de tomar cualquier decisión es sumamente importante tener en cuenta tanto los puntos buenos como los malos ¿Por qué? Porque de esta manera estaremos preparados para los acontecimientos y esto influye en nuestro criterio.

Así que, como queremos que escojas bien te presentaremos los puntos buenos y los no tanto en una lista.

Las desventajas:

  • Se debe tomar en cuenta que la persona o entidad financiera en algún momento quiera que se le de algún poder en las decisiones que se hagan, y debes ceder.
  • La ganancia se debe repartir a quienes te prestan, esto es parte del concepto de préstamo participativo.

Las ventajas:

  • Al tomar este préstamo entra la subordinación a otras deudas.
  • El pago se puede personalizar según como vaya creciendo el negocio, sin ninguna presión o apuro por cumplir una fecha exacta.
  • Los intereses en el impuesto de sociedades se pueden deducir fácilmente.
  • El tiempo de carencia y amortización se eleva en cierto porcentaje del que comúnmente les corresponde. 

Características principales

Además de conocer el concepto que corresponde y el objetivo de un préstamo participativo, también es oportuno que indagues un poco sobre las características. Así que, para facilitarte un poco esa tarea vamos a mostrarte algunas y a explicarlas brevemente. 

  • Intereses variables: a diferencia de otras maneras de obtener financiamiento, esta tiene intereses que se pueden modificar periódicamente teniendo en cuenta los factores influyentes del proyecto. En pocas palabras, se adapta a la situación.
  • Amortización: en las ventajas mencionamos este punto, pero vamos a conocerlo más a fondo. Y es que, con este crédito el plazo como tal para devolver todo lo prestado es capaz de extenderse mucho más que otro, es decir, hasta unos 10 años en caso de ser necesario.
  • Hay requisitos asequibles: esto significa que en lugar de exigir que las personas solicitantes busquen una lista interminable de datos para que les den su préstamo, solo tienen que presentar una propuesta bien elaborada.

¿Cómo se contabiliza un préstamo participativo?

Si la contabilidad no es tu fuerte, con un préstamo participativo no tienes que preocuparte por hacer un proceso de este tipo demasiado extenso y difícil. La verdad, es todo lo contrario ya que solo basta con que sigas el PGC y tener todos los datos de concesión. 

Para entenderlo mejor supongamos que te dan una cantidad de dinero importante para que impulses tu negocio. Entre las especificaciones del contrato se establece un porcentaje de interés mínimo, pero como los montos a pagar son variables no se categoriza como un patrimonio neto. Y como lo hemos explicado, se devuelve según como vaya creciendo tu empresa, siendo “gasto financiero”. 

Préstamo participativo convertible

Hay otra opción de préstamo participativo y es cuando este pasa a ser convertible, pero ¿Qué significa eso? Simplemente, que cuando el prestamista o la entidad entrega el dinero se espera que este sea devuelto en cierta cantidad de tiempo, o en este caso según la empresa vaya generando ingresos. Pero, con esta modalidad es distinto.

Cuando se hace el contrato se conversa la opción de que, en lugar de pagar todo el dinero, quien lo presta se vincula al negocio ¿Cómo? Pasando a ser un accionista activo en este proyecto. Así que, la toma de decisiones, los ingresos y todo lo relacionado a esos temas que solo eran temas del propietario pasan a compartirse.

Esto puede ser un aspecto que beneficia mucho la empresa, ya que si el nuevo integrante del grupo es hábil en los negocios significaba que todos sus aportes van a impulsar el mismo. De igual forma, no se tendría que pagar la deuda como tal, si no dividir todo. 

Preguntas frecuentes

¿Se puede solicitar un préstamo participativo para crear un negocio desde cero?

Aunque este proyecto está pensado para impulsar negocios existentes pero que necesitan recursos para crecer, también está la posibilidad de que financien un emprendimiento desde 0. Solo que, es importante que presenten que es viable y un plan de acción en el que se demuestre que vale la pena hacer la inversión.

¿Dónde están regulados los préstamos participativos?

Están regulados exactamente en el artículo 20 del Real Decreto bajo la ley 7 del año 1996. Allí puedes consultar todas las cláusulas. 

¿Qué necesito para solicitar un préstamo participativo?

La compañía tiene que estar legalizada como una PYME. Demostrar que es rentable y que no se encuentra en peligro económico, ni tampoco ser del sector inmobiliario o financiero. 

5/5 - (Numero de votos: 1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.